Rojo pasión

Cuando ves una imagen como esta, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza? Sí, exacto, pasión, fuerza, calidez… Las imágenes, los iconos y los colores juegan un papel fundamental en la comunicación, nada ocurre por casualidad, cada imagen, cada elemento tiene una razón de ser en las piezas publicitarias. Sin embargo, el color cumple una misión fundamental: es el encargado de despertar pasiones, evocar sentimientos y brindar connotaciones en las personas, tanto positivas y negativas.

Es muy importante pensar en lo queremos transmitir en una pieza publicitaria y tener mucho cuidado en su utilización en los empaque o envoltorios, sobre todo cuando trabajamos un producto que queremos posicionar en otros mercados diferentes al de su origen, donde esa connotación puede tener otro significado opuesto o negativo, un ejemplo de ello lo se encuentra en el marketing internacional, cuando se pretendía exportar un atún enlatado, cuyo empaque era color verde, y que en los países de américa por lo general tiene una connotación de frescura y natural. Este atún iba a ser comercializado en el mercado de Portugal y se distribuyo sin tener éxito, aún cuando el producto era de excelente calidad no se vendió, ¿por qué? Resulta que el color verde se asociaba con insecticidas, lo que trajo como consecuencia que debido al color de su empaque no fuera exitosa la comercialización del mismo.

¿Comprarías una leche cuyo empaque sea de color rojo con negro?

Recuerda siempre la importancia del color en cada una de las piezas y comunicaciones que realices. Todo tiene un significado.